Centro de Estudios Políticos y Constitucionales

Noticias

| Compartir |

Feliciano Barrios Pintado, Premio Nacional de Historia de España 2016 por la obra "La gobernación de la Monarquía de España: consejos, juntas y secretarios de la administración de corte, 1556-1700"

Editada por la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, El Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y la Fundación Rafael del Pino.

15/11/2016

La gobernación de la Monarquía de España: consejos, juntas y secretarios de la administración de corte, 1556-1700La obra La gobernación de la Monarquía de España: consejos, juntas y secretarios de la administración de corte, 1556-1700, de Feliciano Barrios Pintado, ha recibido el Premio Nacional de Historia de España correspondiente a 2016. El premio tiene por objeto reconocer y estimular la importante labor de estudio e investigación histórica que viene realizándose en los temas relacionados con la historia de nuestro país. El galardón está dotado con 20.000 euros.

La obra ha sido editada por la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, El Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y la Fundación Rafael del Pino.

El jurado ha elegido esta obra “por ser un modelo de gran síntesis histórica abarcando la gobernación de España de 1556 a 1700. Aporta novedades metodológicas y conceptuales y descubre las claves del funcionamiento interno de la Monarquía de los Austrias y la visión comparativa de las Españas. Es un estudio clásico que sin embargo enlaza con problemas actuales y las nuevas formas de hacer historia”.

Feliciano Barrios (Madrid, 1954), es especialista en Historia de la Administración Pública de la Edad Moderna, Instituciones Nobiliarias e Historia del Derecho Indiano. Catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la Universidad de Castilla-La Mancha y académico Secretario de la Real Academia de la Historia así como miembro del Consejo Editorial de la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado.

La obra se adentra en el estudio de la monarquía hispánica bajo los Austrias desde su doble condición de Imperio universal y católico. Como pieza central de tan vasto aparato y titular de una corona extendida sobre dos mundos, el rey es analizado en su simbología diversa: armas reales, insigne Orden del Toisón de Oro, sello real y firma regia. Pero la figura de monarca se convierte, a su vez, en un poderoso imán que genera un espacio para su desenvolvimiento, una corte y un sistema de gobierno.

La corte aparece marcada en la monarquía universal por un complejo entramado de precedencias, procesiones, bodas, bautismos y exequias reales, donde tanto los acontecimientos sacros como profanos son la excusa para mostrar un boato reflejo del poder de esa monarquía.

Finalmente, el autor afronta el análisis del sistema de gobierno polisinodial, desde una perspectiva general con el estudio de los conflictos competenciales entre los Consejos de los diferentes reinos e instituciones y de los mecanismos regios de control, pasándose a continuación a tratar el significado y posición de cada uno de ellos, de sus principios, reglas y ritos para la emisión de las consultas