Universidad de Murcia

Notas de Prensa

| Compartir |

Alberto Requena: “Reconocemos una vida singular, ejemplar y digna de ser considerada como referencia”

Autor del libro ‘’De re Raimundo. La cocina de la región de Murcia’’, publicado por la Universidad de Murcia

15/06/2017

 

Este libro deja constancia de la aportación a la gastronomía regional y global del que fue durante muchos años propietario y chef del restaurante más acreditado de la Región de Murcia, reconocido a nivel nacional e internacional, Raimundo González Frutos.

 

P. ¿Cómo y por qué surge la idea de escribir este libro?

R. Surge del convencimiento de algunos de que no se había reconocido debidamente la contribución de Raimundo al acervo regional. El Rincón de Pepe fue emblemático en el siglo XX, de la mano de Raimundo González Frutos, pero se olvidó en gran medida, aunque el Rincón permanece hoy día, pero no gestionado por él.

 

P. ¿Qué valor le otorga a la obra el que sea publicada por la editorial de la universidad?

R. El que sea la editorial de la Universidad supone que es un reconocimiento, también universitario, académico, a uno de sus Doctores Honoris Causa, por tanto acreditado por haber efectuado contribuciones que tienen valoración académica positiva. Las cocinas del Rincón han sido una auténtica Universidad coquinaria en la que se han formado decenas, si no centenas de cocineros y empresarios culinarios que hoy regentan establecimientos en muchos lugares de la Región, de España y en el extranjero. La sensibilidad de la Universidad de Murcia, su Rector y sus servicios, como el de Publicaciones, confirma esta apreciación.

 

P. El libro no es solo un libro de recetas. ¿Qué se ha buscado transmitir?

R. El contenido del libro aborda tres facetas concomitantes: personal, regional y profesional. Describe, incluso desde la intimidad, escenas de la vida de Raimundo desde los comienzos de su vocación por la cocina. Su proyecto vital, que fue el Rincón de Pepe, plasmó una concreción de alcance regional, donde se configuró la cocina de la Región de Murcia, anteriormente dispersa y localizada. El arte culinario de Raimundo dio carácter a esa sabiduría que guardaban las mujeres, principalmente, en cualquier rincón de la Región y Raimundo supo darle el toque y armonizar para que emergiera una cocina de mar, huerta y tierra interior, como perfilara Alvaro Cunqueiro cuando valoraba la Región de Murcia. Desde las raíces profesionales de Raimundo se fue perfilando la que hoy es mundialmente conocida, referenciada y respetada como una de las cocinas clave de la geografía nacional.

 

P. Podría decirse que tiene distintos tipos de lectura. ¿Cómo debería acercarse a estas páginas el lector común?

R. El lector tiene a su alcance los elementos clave de este devenir de la cocina regional murciana. No se trata solo de alimentarse, sino de hacerlo de forma saludable, con respeto a los productos y a su calidad, por tanto, realzando la excelencia de los mismos, lo que requiere un respeto especial por todos ellos y un cuidado y esmero desde la tecnología que se emplea y la forma de hacerlo. Por otro lado, se aportan las recetas con todo lujo de detalles. Su confección se ha llevado a cabo durante la elaboración del libro, por parte de un excelente cocinero, Tomás Ecija, y los platos han sido fotografiados por Angel López de forma excelente, con lo que se evidencia que es cocina contemporánea, de la que se puede disfrutar con la factura propia, en los hogares, con los productos de mercado que se ofertan. Nada hay oculto, nada hay que suponer, solo hay que seguir las indicaciones. Eso sí, la creatividad está al alcance de cualquier mejora. Lo puede intentar todo el mundo, dado que es realizable. Raimundo da indicaciones y prevenciones cuando son oportunas. Es la sabiduría que destila gotas de buen hacer en forma de recomendaciones.

 

P. ¿Y el estudiante?

R. El estudiante puede también, además de conocer más y mejor la cocina regional murciana, lograr ese “saber hacer” que la vida impone en ciertos momentos para satisfacer necesidades. Es una cocina al alcance de todos, que se puede realizar, que se puede disfrutar y, desde luego, con la garantía de que se trata de ingesta saludable que, además, se puede disfrutar. Las recetas son abordables y para el estudiante del área aportan un conocimiento culinario organizado, riguroso y exhaustivo de lo que Raimundo aportó al mundo gastronómico mundial.

 

P. ¿Y el profesional?

R. La vida profesional de Raimundo fue un auténtico ejemplo de entrega y decidido ejercicio profesional. Nada se interpuso en su camino que no lograra superar. La audacia con la que soslaya inconvenientes, el trabajo que supone poner en pie una empresa como el Rincón de Pepe y la excelencia lograda en su discurrir por la vida, suponen una auténtica entrega por aportar algo más de felicidad a los demás. No solamente se ha tratado, como en otros casos, de una actividad profesional limitada a los intereses económicos como único leiv motiv. Raimundo ha ejercido de persona con sensibilidad en la esfera profesional que trataba con personas, cuyos clientes debieran convertirse en amigos, que debieran ansiar repetir, volviendo al Rincón. Y en el ámbito laboral, un auténtico ejemplo de empresario para el que las personas que formaron parte de su proyecto vital estuvieran en el frontispicio del proyecto: antes que cualquier cosa, situaba a su gente. Y así fue hasta el final del proyecto. Impecable.

 

P. ¿Y el académico?

R. Representa en este ámbito una referencia de una persona que logró hacer grande a esta Región. Fue un grande de la cocina. Reconocido, con multitud de premios, distinciones y referencias, locales, regionales, nacionales e internacionales. Pero, además, evidenció cómo, sin formar parte de la estructura docente oficial, se puede ejercer la docencia de excelencia. No solamente fueron clientes los universitarios en las múltiples versiones de celebración de Tesis, tribunales, congresos, etc., de los que los universitarios hablan excelencias por haber encontrado a un Raimundo capaz de asistirles en todo tiempo y lugar. La cocina de Raimundo fue foco de docencia teórica y práctica para excelentes profesionales, hoy dispersos por toda la geografía nacional y regional. Son cualidades que le catapultaron al Doctorado Honoris Causa con el que se reconocieron tales méritos.

 

P. ¿Qué va a significar la publicación y difusión de esta obra en la gastronomía de Murcia?

R. Que se conozca a Raimundo, a su proyecto el Rincón de Pepe y que se saboreen las razones por las que la cocina regional murciana ha sido grande y Raimundo un gigante de la gastronomía. Sin duda aportará algo en la dirección de querer y apreciar más las fantásticas excelencias de la gastronomía por la que nos envidia tanta gente.

 

P. ¿Y en la gastronomía de fuera de la región?

R. Es conocido por los murcianos que te encuentres conde te encuentres, cuando surge que eres de Murcia, hay una elevadísima probabilidad de que te pregunten por el Rincón de Pepe. Hace muchos años que no lo regenta, pero todo el mundo lo mantiene en el recuerdo. En pleno vigor, se desplazaban a propósito para disfrutar de “sus hechos”. Incluso desde el extranjero. Cuando tuvo lugar la ceremonia de nombramiento como Doctor Honoris Causa, recibimos una nota de un matrimonio, que vivía “en el mundo” y estuvieran doquiera que fuese, todos los años volvían al Rincón a celebrar su aniversario. Anécdotas de este tipo las hay a cientos. El reconocimiento es universal. Fue uno de los grandes. 

 

P. ¿Hay algún ingrediente oculto en la elaboración de esta obra?

R. Todo es tan transparente como lo que se da a conocer en ella. Los secretos en la cocina están todos desvelados. Los secretos en la confección del libro, también. Finalmente, los secretos de la edición cierran el ciclo. Reconocemos una vida singular,  personalmente ejemplar, regionalmente definitoria y profesionalmente digna de ser considerada como referencia. Una gran persona requiere un reconocimiento grande, como lo que supone este libro. Así es y así lo cuento.

 

El libro se presentó el 5 de junio en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid. Intervinieron: el chef Raimundo González; Alberto Requena, autor y coordinador del libro y vicepresidente de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia;  José Orihuela, Rector de la Universidad de Murcia; y Carmen Sánchez Manzanares, coordinadora del Servicio de Publicaciones de la UMU.