Universitat Autònoma de Barcelona

Notas de Prensa

| Compartir |

Oliver Hochadel: “Hablan de Atapuerca como un escenario de Juego de Tronos”

Autor del libro "El mito de Atapuerta: orígenes, ciencia, divulgación", publicado por Edicions UAB, un sello del Servicio de Publicaciones de la Universidad Autónoma de Barcelona.

03/06/2016

Presentación "El mito de Atapuerca" / UAB

Atapuerca ha pasado de ser un nombre casi desconocido a adquirir una resonancia triunfal. Las excavaciones desarrolladas en esa sierra burgalesa pueden presumir de haber encontrado la mayor acumulación mundial de fósiles de homínidos, y entre sus logros más relevantes se cuentan el más antiguo, el primer acto de canibalismo o el primer regalo fúnebre del que hay noticia. El presente libro, con un conocimiento muy detallado de la historia de las excavaciones y de su relevancia científica, un riguroso planteamiento de fondo y una amenidad narrativa fuera de lo común, nos cuenta la forja de esta nueva y nos ayuda a comprender los mecanismos que mueven al saber científico -y a algunos de sus integrantes- en pos de un reconocimiento generalizado. 

 

P. ¿Qué beneficios está teniendo para Atapuerca el haberse convertido en un mito?

R. Ser un mito (es mi termino!), o un referente nacional y internacional, como lo dirían ellos, ayuda mucho a captar nuevos recursos, atraer científicos de fuera y dar la máxima visibilidad (pública) del proyecto.

 

P. ¿Ha cambiado el yacimiento la imagen científica de España en la esfera internacional?

R.  En el ámbito de la paleoantropología y disciplinas afinas seguro. Eso incluye la paleogenética. Mas allá de este ámbito el impacto es mucho mas difícil de detectar.

 

R. Usted da mucha relevancia al papel de la comunicación pública de los responsables científicos en la creación de este mito. ¿Qué estrategia han seguido?

R. Desde el inicio de las excavaciones en 1978 concebían la divulgación como parte integral del proyecto. Sabían que tener un impacto social ayudaría mucho.

 

P. Compara esta estrategia de divulgación con descubrimientos anteriores como las Cuevas de Altamira ¿Cómo se gestionó aquel descubrimiento?

R. Es muy diferente. No hay un proyecto vigente de excavación o algo semejante en Altamira. Ya es un mito desde los años veinte del s. XX aproximadamente.

 

P. ¿Qué ha significado Atapuerca para la popularización de la ciencia en nuestro país?

R. Como casi no hubo un proyecto español estelar antes, se ha convertido en un modelo para otros proyectos: cómo hacerlo. Sobretodo, los libros de divulgación de Juan Luis Arsuaga tenían un éxito tremendo. Fueron prácticamente los primeros libros de este tipo escritos por un español. Otro asunto es el impacto del proyecto para la ciudad de Burgos y la CCAA de Castilla y León. Para el “marketing” regional Atapuerca ya desde hace 15 años es fundamental.

 

P. Sugiere en su libro que del yacimiento se ha hecho o se ha querido hacer marca España. ¿Por qué y por quiénes?

R. Por muchos. Por ejemplo, por el estado español – que utiliza Atapuerca como embajador en las Exposiciones Universales. Por los medios de comunicación que ahora tienen un ejemplo de referencia para “la ciencia española”. Por unos escritores de la derecha que utilizan su fama para sus fines ideológicos (nacionalistas).

 

P. Ha hablado mucho con los responsables del equipo investigador. ¿Están satisfechos de la difusión del proyecto alcanzada tras todos estos años?

R. Bastante satisfechos, creo. Pero siguen con toda energía con sus esfuerzos de divulgación.

 

P. ¿Qué les queda por hacer, según ellos?

R. No están del todo satisfechos con la proyección internacional del proyecto. Por eso colaboran por ejemplo con el Instituto Cervantes para hacerlo mas conocido en América Latina. También colaboran con científicos en China …

 

P. ¿Y en su opinión, qué queda por hacer?

R. Son muy profesionales en cuanto a la divulgación. Pero el “salto” al público extranjero es muy difícil porque no se puede utilizar “la marca España”, es decir cualquier discurso nacionalista. Necesitan puntos de referencias mas internacionales y lo saben – y ya lo intentan. Hablan de Atapuerca como un escenario de Juego de Tronos.

 

Pie de foto: Oliver Hochadel pronunció una conferencia el miércoles 1 de junio, en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona.