"El colegio no es un campo de batalla y los adultos tenemos la responsabilidad de no permitir conductas impropias de una sociedad libre"

Octubre, 04, 2016

Entrevista con Iñaqui Piñuel y ?scar Cortijo, coautores del libro "Cómo prevenir el acoso escolar. La implantación de protocolos antibullying en los centros escolares: una visión práctica y aplicada", publicado por CEU Ediciones

"El colegio no es un campo de batalla y los adultos tenemos la responsabilidad de no permitir conductas impropias de una sociedad libre"

Presentación del manual "Como prevenir el acoso escolar"

Se trata del primer manual español dirigido a los centros escolares para que cualquiera de ellos pueda desarrollar un protocolo de actuación efectivo, proactivo y de prevención que evite el riesgo de que los alumnos sufran bullying. En sus cerca de 200 páginas, este libro plantea cuestiones como la forma de identificar el acoso escolar a tiempo, datos del riesgo real de acoso escolar o la implantación de iniciativas de prevención.

P. En ocasiones se escucha decir que el acoso escolar ha existido siempre. 

R. Efectivamente el acoso ha existido siempre. La impunidad y la banalización de la violencia en las aulas, unido a los cambios en los valores y la pérdida de autoridad de los maestros ha provocado que el problema se haya ido agravando con el paso del tiempo. No intervenir de forma proactiva y de manera temprana provoca una tolerancia y normalidad de la violencia que es inadmisible.

P. ¿Existen ahora más casos o es que ahora los conocemos? 

R. Desgraciadamente hay pocos estudios para poder comparar la evolución de la violencia escolar. El estudio más importante hecho en España es el estudio Cisneros del profesor Piñuel con más de 25.000 alumnos/as en España. Este estudio (del 2005) ya reflejaba el incremento de casos de acoso en los centros escolares. En estos momentos estamos trabajando en la creación de un observatorio internacional sobre la violencia  para poder compartir y analizar estos datos y así poder actuar de forma más precisa. Lo importante es que teniendo tecnología y sabiendo cómo implantar planes de prevención, no es de recibo que la mayoría de centros escolares miren hacia otro lado y no implanten medidas que aminoren o extingan este tipo de comportamientos indignos. 

P. ¿Ha evolucionado la percepción de la opinión pública sobre este problema? 

R. El banalizar el acoso en los centros escolares, genera desgraciadamente la no intervención y la permisividad. Las consecuencias y secuelas en las víctimas (que han acabado en suicidios muchas veces), el bajo rendimiento de todos los alumnos que pertenecen a un grupo donde se da este tipo de violencia y permitir la escalada de niños violentos que posteriormente van a ser adultos que van a repetir patrones de conducta tanto en el hogar como en el trabajo (mobbing), ha hecho despertar la percepción de la opinión pública. Tanto el profesor Piñuel como yo mismo venimos denunciando esta violencia en las aulas y la necesidad de implantar planes integrales de prevención e intervención desde hace ya años.

P. ¿Cómo valoran la información que los medios de comunicación ofrecen sobre el acoso escolar? ¿Cómo podrían contribuir a una mayor sensibilización social y de la comunidad educativa? 

R. El hecho de que los medios de comunicación no miren a otro lado y ofrezcan datos rigurosos sobre el acoso es positivo para su erradicación. Es importante tratar este tema con rigurosidad y con un aval científico en su intervención. Abordar este tema con opiniones o hablar de planes no contrastados empíricamente o solo poner ejemplos de otros países con culturas distintas, fomentan confusión entre los ciudadanos.