Fernando Bouza: La historia de la falsificación de libros es la historia de las obras de éxito

Abril, 26, 2012

Segunda Jornada del Foro Editorial de Estudios Hispánicos y Americanistas

Fernando Bouza: La historia de la falsificación de libros es la historia de las obras de éxito

  • Roberto L. Blanco Valdés: La Constitución de Cádiz cambió el lenguaje, creó un mundo de palabras novedosas
  • Beatriz Sánchez Hita: La prensa fue un verdadero cuarto poder en la Guerra de la Independencia
  • Las conferencias del Foro pueden seguirse en directo, en el siguiente enlace MMS://video.uca.es/bolivar bs
Fernando Bouza en el Foro UNERoberto L. Blanco Valdés en el Foro UNE La historia de la edición en el mundo hispánico ha sido el eje de la segunda jornada del Foro Editorial de Estudios Hispánicos y Americanistas que se está celebrando del 25 al 27 de abril en la Universidad de Cádiz, organizado por la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE), el Instituto Cervantes y el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz (SPUCA).

La jornada de hoy ha comenzado con una conferencia a cargo de Fernando Bouza, catedrático de Historia Moderna de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los principales referentes de la renovación historiográfica española. Bouza, que ha centrado sus trabajos en la historia de la cultura escrita ibérica de la alta Edad Moderna, ha hablado sobre “Reinos, imprentas y mercados en tiempos de Felipe IV. El libro en la monarquía y una monarquía en libros”.

Durante su intervención, Bouza ha detallado el proceso de edición, impresión y distribución de la época, ilustrando a los asistentes sobre las consecuencias del desarrollo de la imprenta en la monarquía y en la sociedad del momento. En ese sentido se ha referido a documentos que ya en 1623 proponían favorecer el desarrollo de la imprenta en nuestro país “para mejorar la autoridad de España fuera y que no nos llamen bárbaros”.

El catedrático de Historia Moderna ha subrayado el gran número de autores surgidos en esa época, la alta tirada de las obras que se hacían (1.500 ejemplares de tirada media, “muy alta para los estándares actuales”) e incluso se ha referido a las numerosas falsificaciones que circulaban: “La historia de las falsificaciones, de las obras contrahechas, es la historia de las obras de éxito”, ha comentado.

A juicio de Bouza, que ha destacado como uno de los elementos de esa etapa el que se pueda hablar de “Reyes autores”, la implantación de la imprenta provocó ya en este momento la creación de espacios, que serán la génesis de la opinión pública, y originó la aparición de una nueva comunidad masiva y mercantilizada. 

Constitución de 1812

Esta jornada, ha contado también con la intervención del constitucionalista Roberto L. Blanco Valdés, de la Universidad de Santiago de Compostela, que ha hablado sobre "La Constitución de Cádiz en la historia del constitucionalismo español" una temática que no podía dejar de abordarse en este Foro celebrado con ocasión del II centenario de “La Pepa” y que se desarrolla en la ciudad que la vio nacer.

“La Constitución de 1812 cambió el lenguaje. Cádiz creó un mundo de palabras, absolutamente novedosas, y los diputados fueron conscientes de que tenían que luchar por ellas e imponer esas realidades.” ha afirmado Blanco Valdés. Conceptos como, por supuesto el mismo término Constitución,  y otros como soberanía,  nación,  pueblo, ciudadanos, división de poderes, poder ejecutivo, legislativo, ley, principio de representación,  control del poder, límites del poder del Rey y derechos, entre otros, hicieron que la Constitución de Cádiz fuera un texto “tan adelantado a su tiempo que quizás eso mismo impidió su vigencia”.

Blanco Valdés ha manifestado que la Constitución de 1812 hizo avanzar “un largo trecho”  la historia constitucional española, sobre todo en la relación entre las Cortes y el Rey. “El Rey es un rey limitado” –ha precisado-. “La de Cádiz es la única Constitución de nuestra historia que dedica un artículo entero a limitar el poder del Rey”, ha resaltado.

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela ha valorado del texto de 1812 que fuera capaz de recoger, hace 200 años, los principios que vertebran los regímenes democráticos en la actualidad. “El concepto de que los derechos son de todos es una idea revolucionaria. La palabra existía pero tenía un significado distinto al que se le da en Cádiz”, ha puesto como ejemplo.

La sesión de la mañana ha terminado con una exposición sobre repositorios digitales para la enseñanza e investigación en humanidades en la que han participado Pilar Cagiao Vila de la Universidad de Santiago de Compostela; Celia Chaín Navarro de la Universidad de Murcia; Francisco Fernández Izquierdo del CSIC; Manuela Palafox Parejo de la Universidad Complutense de Madrid; y Bénédicte Vauthier de la Universidad de Berna.

La Prensa, Cuarto Poder

Por la tarde, Beatriz Sánchez Hita (Universidad de Cádiz), investigadora de la prensa y del mundo del libro de finales del XVIII y primera mitad del XIX ha pronunciado una conferencia titulada: “El legado hemerográfico de la Guerra de la Independencia”. La investigadora ha realizado un pormenorizado recorrido por el papel de las distintas cabeceras durante ese período, a favor y en contra de la ocupación francesa y de la Constitución, y ha afirmado que “la prensa fue un verdadero cuarto poder en la Guerra de la Independencia”. No obstante, a juicio de Sánchez Hita, en la aparición de las múltiples cabeceras durante este periodo, no había solo intereses políticos sino también comerciales, es decir, aparecen periodistas que buscan, además, hacer negocio con sus empresas.

En estos momentos ha comenzado la presentación de las más de 30 comunicaciones de investigadores de España, Italia, Colombia, Brasil, Argentina, México, Venezuela y Canadá, que ha recibido este Foro en el área de Historia, Lenguas y Literaturas.

El Foro y el Salón del Libro Universitario UNE, que se están celebrando paralelamente estos tres días,  cuentan con la colaboración de e-libro, Publidisa, Siglo del Hombre, Biblioteca de la UCA, Universia y Junta de Andalucía y con el patrocinio del Vicerrectorado de Proyección Social, Cultural e Internacional de la Universidad de Cádiz, Ayuntamiento de Cádiz y Consorcio para la conmemoración del II centenario de la constitución de 1812.